Fabrice Amedeo, un marinero plenamente comprometido con la preservación de los océanos

Fabrice Amédéo à l’entrainement à bord de l’IMOCA Newrest - Art & Fenêtres, Baie de Quiberon le 19 juin 2020, photo © Jean-Marie LIOT - www.jmliot.com

Casi un año después del comienzo de nuestra colaboración, Fabrice Amedeo tomó la salida de la 9ª Vendée Globe, que comenzó el domingo 8 de noviembre.

En su velero, que ya está equipado con el sensor oceanográfico dedicado a medir la salinidad, la temperatura, los niveles de CO2, así como el contenido de microplásticos, y después de una primera prueba concluyente del dispositivo durante la regata Vendée-Arctic-Les Sables d’Olonne, ha llegado el momento de recoger estos datos por todo el mundo. Una oportunidad sin precedentes: obtener conocimientos sobre la calidad del agua durante tres meses en todos los mares del mundo, donde ningún investigador ha tomado muestras jamás.

Durante esta nueva aventura, nuestro navegante también probará dos sistemas, OSCAR y Whale Shield, diseñados para evitar colisiones con OFNIS (objetos flotantes no identificados) y cetáceos. Avances tecnológicos que permiten respetar el entorno en el que navegará, así como protegerlo de posibles accidentes.

Hasta la fecha, la Vendée Globe es la única regata a vela alrededor del mundo en solitario, sin escalas y sin asistencia. En el contexto actual, participar este año es una oportunidad que también ve como una responsabilidad.

«Te da aún más ganas de compartir la aventura con todos los que se quedan en tierra. Nos han dado permiso para zarpar y haremos todo lo posible por hacer soñar al mayor número posible de personas», afirma el marinero, experiodista de los equipos del Fígaro. Fabrice Amedeo siempre se ha esforzado por describir su vida cotidiana en el mar, por compartir sus alegrías y sus dudas; se trata de una convicción profunda y una fuerte fuente de motivación.

Para él, amante indiscutible del medio marino, esta iniciativa científica debe tener el respaldo de un proyecto de sensibilización de las jóvenes generaciones. Así, desde hace más de un año, un equipo trabaja en colaboración con la Fondation de la Mer y el Ministerio de Educación francés para crear un kit pedagógico. Es un cuaderno titulado «Cétacé ! L’Océan boit la tasse» («¡Cetáceo! El Océano se bebe la taza»). Con sus páginas, ejercicios, juegos y actividades, los jóvenes lectores conocerán mejor los océanos y descubrirán lo frágiles que son. Este sistema permitirá a los escolares franceses de entre ocho y doce años a seguir la Vendée Globe a través del prisma de la preservación de los océanos.